Categories
Articles (Spanish)

Apologética

Como Cristianos, conversar con otros sobre la Palabra puede ser difícil en muchas circunstancias.

Esto puede estar lejos de nuestra zona de confort, especialmente cuando alguien se está fortaleciendo con opiniones y doctrinas no aprendidas de la Biblia contrarias a la revelación de Dios. La mayoría de la teología Cristiana que escuchamos hoy de colegas e iglesias se desarrolló hace solo cientos de años. Las denominaciones de la iglesia pueden no sonar como algo negativo, pero cuando la enseñanza no esta regenerando y restaurando las almas, se convierte en una cuestión de vida o muerte. En estos momentos de evangelismo y comunión, Dios nos llama a defender el evangelio.

Filipenses 1:16-17: “Los unos anuncian a Cristo por contención, no sinceramente, pensando añadir aflicción a mis prisiones; pero los otros por amor, sabiendo que estoy puesto para la defensa del evangelio.”

La defensa en Griego es apología. [1] Aquí es donde obtenemos la palabra apologética. En nuestra cultura occidental del Cristianismo, los apologistas como: CS Lewis, William Lang Craig, Ravi Zacharias y Frank Turek, definen la apologética como “hablar en defensa” o “dar una respuesta”.

Estos hombres hablan sobre varios temas y preguntas como la existencia de Dios, la historicidad de Jesús, los valores morales, etc. y usan una forma de apologética para responder. Este estilo de apologética utiliza argumentos científicos y filosóficos para responder a los Cristianos compañeros y las objeciones de los ateos. Esta forma de debates teológicos en apologética es una buena herramienta para responder las preguntas de las personas. Pero Dios nos muestra que existen niveles más profundos para la apologética de lo que nos hemos dado cuenta, a través de Su Palabra.

Apologética es dos palabras Griegas: apo significa “separar” [2] y logos significa “voz viva, un habla, discurso, enunciado ” [3] y “expresión divina”. [4] Logos en la Biblia es la Palabra; que Jesús compara con una semilla. “La semilla es la Palabra (logos) de Dios” (Lucas 8:11). Esto concluye que la apologética, de la Biblia significa, “separar la Palabra o el logos de Dios, a través del hablar y la expresión divina”.

Esto concluye que la apologética, de la Biblia significa, “separar la Palabra o el logos de Dios, a través del hablar y la expresión divina”.

Si la Palabra es como una semilla, esto significa que tiene una capa externa y se abre como una semilla. Cuando esto sucede, revela y produce algo desde adentro, como una semilla. Esto se llama el rhema de la Palabra. Por ejemplo, cuando Jesús le habló a Satanás, abrió la escritura y dijo: ” No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. ” (Mateo 4: 4). La palabra en este versiculo es la palabra rhema en Griego. Esto significa “tener un significado definido” de lo que se dice. [5] Jesús había separado el logos (cáscara) de la Palabra, y reveló el rhema (el significado definido) de la Palabra.

Al dar el rhema, la Palabra de Dios revelada, la oscuridad y la ignorancia huyen porque las palabras de vida se dan al alma de la persona. Cuando Dios nos habla por primera vez y nos lleva a hablar con los demás, comienza en el logos. A través del Espíritu Santo, el logos florece hasta el rhema. Cuando se coloca sobre un corazón blando, produce fruto, ” y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno ” (Mateo 13:23). En esta temporada, Dios está revelando una mayor profundidad de la apologética, no por el conocimiento de la cabeza, sino por ” demostración del Espíritu y de poder ” (1 Cor. 2: 4). La apologética en su plenitud proviene de la inscripción de la Palabra viva de Dios escrita en nuestros corazones, para ser vista y leída por todos los que buscan la revelación de Jesús.

La apologética en su plenitud proviene de la inscripción de la Palabra viva de Dios escrita en nuestros corazones, para ser vista y leída por todos los que buscan la revelación de Jesús.

“Y aun hasta el día de hoy, cuando se lee a Moisés, el velo está puesto sobre el corazón de ellos. Pero cuando se conviertan al Señor, el velo se quitará. Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad..” – 2 Corintios 3:15-17

Bendiciones,
The Harvesters (Los Cosechadores)

Referencias:
1. G627, Diccionario de Strong
2. G575, Diccionario de Strong
3. G3056, Diccionario Word Study (Estudio de Palabras)
4. G3056, Diccionario de Strong
5. G4487, Diccionario  de Thayer
6. Toda la Escritura es de la Reina-Valera 1960 de la Biblia.



Comparte Ahora