Categories
Artículos VOH Artículos

Celebrando el Nacimiento de Cristo

En esta temporada, muchas naciones alrededor del mundo se preparan para celebrar las fiestas de invierno, incluyendo la Navidad el 25 de diciembre. Muchos celebran esta fiesta por diferentes razones. Para la mayoría de las personas las tradiciones de Santa Claus, dar regalos bajo del árbol de Navidad, y las calcetínes de Navidad son la razón de la Navidad. Los cristianos, manteniendo estas mismas tradiciones, añadirán que es la celebración del cumpleaños de Cristo y que Jesús es la razón de la temporada.

Como cristianos, ¿es posible saber lo que Jesús pensó con respecto a Su primera venida? También, ¿cuál es Su perspectiva acerca de nacer?

Como cristianos, ¿es posible saber lo que Jesús pensó con respecto a Su primera venida? También, ¿cuál es Su perspectiva acerca de nacer?

En la Biblia, una de las primeras menciones del nacimiento de Jesús comienza en el Antiguo Testamento: ” Por tanto, el Señor mismo os dará señal: La virgen concebirá y dará a luz un hijo,
y le pondrá por nombre Emanuel.” (Isaías 7:14 RVR1995). Esto se cumple en el Nuevo Testamento en Mateo 1:23. Históricamente, Jesús de Nazaret nació hace 2,000 años. Note, no es superfluo que Jesús fuera llamado Emanuel, significando “Dios con nosotros” (Mateo 1:23 RVR1995). Según las escrituras, Jesús era Dios en la carne. Pero no todos vieron a Jesús de esta manera durante Su vida y ministerio: “¿No es éste el carpintero, hijo de María, hermano de Jacobo, de José, de Judas y de Simón? ¿No están también aquí con nosotros sus hermanas? …” – (Marcos 6:3 RVR1995). Muchos veían a Jesús sólo como una persona natural, siendo físicamente nacido de su madre (María) y teniendo hermanos y hermanas como cualquier otra persona. Por lo tanto, Jesús fue representado de dos maneras: nacido como la imagen invisible de Dios vs. una persona que fue vista físicamente con los ojos naturales, es decir, sólo nacido de la naturaleza humana. En Mateo 1:23, Marcos 6:3, y a lo largo de la vida de Jesús, Él demostró que Él era el Verbo (Dios) hecho carne (Juan 1:14) o como Él declara de Su reino como “…no de este mundo…” (Juan 18:36 RVR1995). La primera venida de Jesús fue acerca de revelar el reino de los cielos a aquellos que creyeron: “… Porque a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos, …” – (Mateo 13:11 RVR1995).

Como Jesús fue visto de acuerdo a la carne o al Espíritu de Su naturaleza divina, Jesús enseñó que había dos tipos de nacimientos: uno de carne y otro del Espíritu. Es sabido que todas las personas son nacidas de la carne, pero en el Evangelio de Juan, Jesús dice, ” … De cierto, de cierto te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios. (Juan 3:3 RVR1995). Continúa explicando que nacer de nuevo significa nacer de agua y Espíritu (Juan 3:7). Jesús está revelando un misterio; Su nacimiento físico no lo hizo divino, fue Su naturaleza la que nació del agua y del Espíritu. Este es el nacimiento que Jesús enseña e hizo el camino para que tengamos, no para permanecer en la carne solamente, sino para que nazcamos de nuevo del Espíritu.

Pedro en el Evangelio tiene una revelación de quién es Jesús (Mateo 16:16-17), porque él nació de nuevo del Espíritu. Él explica: “pues habéis renacido, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre,” (1 Pedro 1:23 RVR1995). Para nacer de nuevo, es a través de la semilla incorruptible, que Pedro dice que es la Palabra eterna de Dios. El Apóstol Pablo dice que la semilla es Cristo (Gálatas 3:16). Podemos concluir que nacer de nuevo es tener la naturaleza de Cristo nacido en nosotros.

“A ellos, Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles, que es Cristo en vosotros, esperanza de gloria.” (Colosenses 1:27 RVR1995)

Lo que Jesús dice acerca de Sí Mismo en la Biblia y de haber nacido, no es la historia de Navidad.

Lo que Jesús dice acerca de Sí Mismo en la Biblia y de haber nacido, no es la historia de Navidad. La historia de Navidad se centra alrededor de Jesús en la carne, como la Biblia se centra alrededor de ella no se trata de ver a Jesús según la carne, sino que podemos recibir una revelación de Jesús y nacer de nuevo, desde el estado de nuestra naturaleza pecaminosa a la naturaleza divina de Cristo. Según el Evangelio, Jesús en la carne y nacer físicamente es algo que todos vieron y participaron, incluso aquellos que no creyeron. Por el contrario, aquellos que tienen ojos para ver y oídos para oír lo que Jesús está enseñando, Él dice que son bendecidos (Mateo 13:15) y recibieron el nacimiento de Cristo en sus vidas.

“El que era el Hijo de Dios se hizo Hijo del hombre, para que el hombre, habiendo sido tomado en la Palabra, y habiendo recibido la adopción, se convirtiera en Hijo de Dios.” – Irenaeus, 200 A.D. [1]

Bendiciones,
The Harvesters (Los Cosechadores)

Referencias:
1. Irenaeus – Contra las Herejías, cap. XIX
2. Toda la Escritura era de la Reina-Valera 1995. 


Sé el primero en recibir artículos como este.


Comparte Ahora