Categories
Artículos VOH Artículos

Sanado con Mekhi Spiteri

El 18 de Abril, me pude sentar con Mekhi junto con su madre, Angie, para escuchar la historia de cómo el Señor tocó y sanó la clavícula rota de Mekhi por una lesión en bicicleta.

Aquí está esa entrevista.

Mekhi, su hermano Cruz y su amigo decidieron montar en bicicleta. Había una rampa, y Mekhi decidió montar su bicicleta en ella cuando de repente se salió de la rampa, se cayó y aterrizó en la parte superior de su hombro derecho. Sintió un quebrar. En cuestión de minutos, el dolor se volvió intenso y su cuerpo entró en estado de shock. Estaba temblando y convulsionando. Mekhi se acostó en el suelo y no pudo levantarse. Le oró al Señor y le preguntó si esto era por algo que había hecho, si había hecho algo mal. Quería saber si entristecía al Señor. Oró para que el Señor le quitara el dolor, y el Señor se movió en esa oración y el dolor se iba. Mientras su hermano y su amigo se quedaban con él, tratando de consolarlo lo mejor que sabían, vieron a la abuela de Mekhi manejando. Cuando lo vio acostado en el suelo, supo que había sucedido algo. Cuando llegó a él, esperó unos minutos hasta que se dio cuenta de que tenía que ir al médico.

Las radiografías mostraron que Mekhi se había roto la clavícula. El médico lo refirió a ortopedia para ver si necesitaba cirugía o no. Cuando recibieron la radiografía, el cirujano vio que había un pequeño trozo de hueso llamado mariposa; que estaba flotando alrededor, y no ocurriría ninguna curación natural con esa pieza allí. Entonces, se programó una cirugía para quitarlo y poner le una placa de metal con tornillos. Puedes ver en la foto adjunta la mariposa (en el círculo) y la fractura en el hueso.

La cirugía salió estupenda y todo salió bien, excepto que tuvieron que esperar dos semanas para sacar las puntadas. Internas y externas puntadas fueron colocadas. Después de quitar las puntadas externas, el cuerpo de Mekhi comenzó a rechazar las puntadas internas y la herida comenzó a abrirse. Angie tenía que cambiarle los vendajes de húmedo a seco todos los días. Fue un desafío porque el vendaje seguía pegándole a su herida; su piel se estaba irritando por el adhesivo. Durante este proceso, ella dijo que él no sentía dolor hasta que le cambiaron el vendaje. Continuaron creyendo y presionando para su completa curación.

En una de sus visitas, el cirujano decidió tomar radiografías para ver si los huesos se habían vuelto a unir. Para su asombro, los huesos se unieron casi por completo un mes después de su primera cirugía. El cirujano quería verlo en dos semanas. El mejor de los casos sería que los huesos estuvieran completamente unidos. Independientemente de si sucedió o no, tendrían que operar en seis meses para quitar la placa de metal porque Mekhi aún no había terminado de crecer.

Cuando llegaron las dos semanas, las noticias del cirujano fueron buenas. Hubo una curación completa de los huesos. Estaban extasiados y agradecieron al Señor por responder a sus oraciones y por la rapidez con que sanaron los dos huesos juntos durante lo que podría haber demorado hasta seis meses.

A lo largo de este tiempo, Mehki ha ministrado a su abuela y abuelo sobre el poder de la oración y la fe. Han estado abiertos a escuchar lo que su nieto está compartiendo con ellos y han sido testigos de la curación de su clavícula.

Desde su llegada a The Voice of Healing (La Voz de Sanidad) hace poco más de ocho meses, Mehki dijo que ha visto cuánto el Señor ha cambiado a su padre, Ryan. Dice que desde que el Señor lo ha salvado, terminó afectando y salvando a toda la familia. Ha habido restauración. Ellos han visto con sus propios ojos lo que sucede cuando una persona está bajo un apóstol que tiene la revelación o una comprensión más profunda de Jesús. Hay una transformación que no se puede negar, solo pregúntale a Mehki.



Compartir Ahora