Categories
Articles VOH Article

Veneno

Más que cualquier otra criatura en la creación, el miedo generado por la serpiente está cauterizada en nuestra conciencia común. Las serpientes son misteriosas, intrigantes, venenosas, benignas y numerosas. Hay más de tres mil especies de serpientes en el mundo y seiscientas de esas especies son venenosas (1). Una búsqueda rápida de serpientes produjo alrededor de 90 millones de resultados. Es justo decir que hay una fascinación por las serpientes.

En las Escrituras, la palabra serpiente se menciona 36 veces y se usa en muchos contextos diferentes. Puede hablar de una serpiente literal, la imagen de una, o un entendimiento figurativo. El primer lugar donde se menciona es en el Jardín al este del Edén.

“Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?”

(Ref Génesis 3:1 Reina-Valera 1960)

¿Hablan las serpientes? La Biblia es un libro literal, histórico y figurativo que tiene cosas más profundas por descubrir. Hay otra referencia en la Biblia de serpientes ardientes que entraron en el campamento de los israelitas y mordieron al pueblo. ¿Por qué? Por sus pecados. El pecado es como ser mordido por serpientes. Los israelitas clamaron a Moisés, y él oró para que fueran sanados.

En mi lectura sobre serpientes venenosas, como el Taipan interior, un envenenamiento es lo suficientemente potente como para matar a 100 humanos adultos. Surge la pregunta; ¿Cómo los sanaría mirando una serpiente de bronce, hecha por Moisés? La Biblia dice que todo lo que tenían que hacer era mirar esa imagen y ser sanados (Ref Números 21:6Reina-Valera 1960). Entendiendo la prefiguración de Su crucifixión por los pecados del hombre, Jesús usa esa misma referencia cuando dijo:

Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

(Ref Juan 3:14-15 Reina-Valera 1960)

Verás, lo que Moisés estaba levantando era la Palabra (Jesús) que

“El que sana todas tus dolencias” (Salmos 103:3 Reina-Valera 1960),

incluidas las enseñanzas venenosas que son como la inyección de una serpiente. Las serpientes ardientes fueron la rebelión contra Moisés y el Señor (la Verdad). En Deuteronomio 32:33 (Reina-Valera 1960), Moisés dice:

“Veneno de serpientes es su vino, Y ponzoña cruel de áspides”,

hablando de falsas enseñanzas. Juan el Bautista y Jesús se refirieron a los fariseos y saduceos como serpientes. Jesus dijo,

¡Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca. ¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?

(Ref Mateo 12:34, Mateo 23:33 Reina-Valera 1960)

Entonces, ¿qué está diciendo Jesús? Se trata de lo que hay en nuestros corazones.

Verdad o mentira. Él dice:

“Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida…”

(Ref Juan 14:6 Reina-Valera 1960).

La Biblia enseña que no es lo espiritual que es primero, sino lo natural (Ref 1 Corintios 15:46 Reina-Valera 1960). Entonces, lo que sucede naturalmente en el mundo refleja lo que sucede en el corazón. Es decir, si hay mentiras y desinformación, falta de integridad, en nuestros principales medios de comunicación es por lo que hay en el corazón: veneno. Lo que está pasando en el mundo tiene un significado más profundo que la información reportada.

Jesús llamó al sistema religioso de su tiempo “generación de víboras”. Él está llamando a Su pueblo a salir de la religión, de la confusión (Babilonia), de las enseñanzas venenosas (pecados), porque está a punto de soltar las “plagas” (Ref Apocalipsis 18:4 Reina-Valera 1960) sobre la “camada de víboras”.

El corazón de cada persona hablará una de dos semillas: el veneno de la mentira o el antídoto de la Verdad.

Hasta la próxima, elige el antiveneno.

Bendiciones!

Referencias:

  1.  Wikipedia.org, serpientes peligrosas

    National Geographic

2.  Referencias Bíblicas: Reina-Valera 1960


Share Now